Yangtze

Yangtze

marzo 31, 2021 0 Por zoki666

En diversas culturas orientales se realizan celebraciones con farolillos por varios motivos. La mayoría están ligados a eventos del calendario, como la llegada de la primavera o la primera luna llena del año. Yangtze no es una excepción y nos traslada a una denominada Festival de la Cosecha. Este juego de cartas y losetas, al final de la partida acabará emulando un lago repleto de farolillos, iluminando la noche con sus variados colores.

Yangtze en un juego de Christopher Chung, publicado en nuestro idioma por Devir. En su versión original se conoce por Lanterns: The Harvest Festival y hace relativamente poco vio la luz en nuestro idioma su versión de dados, Lanterns: Luces en el cielo de Chris Bryan, de la mano de Gen-X Games.

Una vez más, como cada año, llega la noche de luna llena del doceavo mes del calendario lunar. Es el momento de celebrar el festival de los farolillos. Este año, estás decidido a ser tú el que cubra el lago con la magia de las más maravillosas combinaciones de coloridos farolillos.

– Introducción del reglamento de Yangtze.
Portada de Yangtze
Portada de Yangtze.
  • Nº jugadores: 2 a 4
  • Edad recomendada: 8+
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: Devir
  • Autor: Christopher Chung
  • Artistas: Jason D. Kingsley, Christina Major, Tyler Segel y Beth Sobel
  • Idiomas: español, portugués, italiano y catalán
  • Independencia del idioma salvo reglamento: Sí
  • Ficha en la BGG

¿CÓMO SE JUEGA?

ELEMENTOS DEL JUEGO

LOSETAS

Las losetas son el elemento principal del juego. A lo largo de la partida se desplegarán buena cantidad de ellas representando un lago lleno de farolillos.

Las losetas tienen 4 colores (que pueden repetirse) en cada uno de sus lados, representado con farolillos. En el centro puede tener un símbolo o elemento decorativo, que representa una plataforma flotante en el lago.

Una de ellas es la loseta inicial y en el centro tiene una balsa. Su trasera también es de otro color (gris, mientras que el resto es azul).

Loseta inicial de Yangtze
Loseta inicial.

Si sumamos todas ellas, nos encontramos con 36 losetas.

CARTAS

Hay 86 cartas que podemos dividir en 2 tipos:

Carta de farolillo de Yangtze
CARTAS DE FAROLILLO

Estas 56 cartas representan los farolillos. El único dato significativo que contienen es el color. De ellas hay 8 para cada uno de los 7 colores. Estos colores serán coincidentes con los que podremos encontrarnos en las losetas.

CARTAS DE RECOMPENSA

Hay 30 cartas de este tipo. Son las que otorgan puntos de victoria. Hay 3 tipos de las que hay 9 cartas de cada. Existe un cuarto tipo genérico, de las que sólo hay 3 cartas.

En las cartas pueden verse algunos cuadraditos rojos. Simplemente sirven para indicar el número de jugadores en el que se usan, como veremos en la preparación.

BALSAS DE MADERA

Hay 20 piezas de madera en forma de balsas. Se usarán para hacer intercambios de cartas de farolillos.

Balsas y losetas
Traseras de las losetas y un puñado de balsas de madera.

PREPARACIÓN Y CONCEPTOS BÁSICOS

En Yangtze gana el jugador que tenga más puntos de victoria al final de la partida. Para conseguirlos deberá hacer diferentes tipos de colecciones de cartas de farolillos, según lo especificado en las cartas de recompensa. Para hacerse con las cartas de farolillos deberá situar las losetas en la mesa de forma óptima.

La preparación de la partida consiste en lo siguiente:

  1. Se coloca la loseta de inicio (la del dorso gris) en el centro de la mesa.
  2. Se mezclan el resto de losetas y se crea una mazo bocabajo, al alcance de todos. En función del número de jugadores se retira del juego cierta cantidad de losetas:
    • 2 jugadores: 13 losetas.
    • 3 jugadores: 8 losetas.
    • 4 jugadores: 3 losetas.
  3. Cada jugador roba 3 losetas que conformarán su mano, oculta al resto de jugadores.
  4. Se hace una reserva general de balsas.
  5. Se separan las cartas de recompensa por categoría (color) y se ordenan de mayor a menor, formando pilas bocarriba. En la parte superior, a la vista, quedarán las cartas de mayor valor. En función del número de jugadores se eliminan del juego algunas cartas de recompensa:
    • 2 jugadores: cartas con 3 y 4 cuadraditos rojos.
    • 3 jugadores: cartas con 4 cuadraditos rojos.
    • 4 jugadores: no se retira ninguna.
  6. Separar las cartas de farolillo por colores, creando pilas de cartas bocarriba. En función del número de jugadores, se retiran ciertas cartas:
    • 2 jugadores: 3 cartas de cada color.
    • 3 jugadores: 1 cartas de cada color.
    • 4 jugadores: no se retira ninguna.
  7. Los jugadores deben estar sentados conformando una mesa cuadrada, o al menos tener esa idea en mente para poder identificar qué cara de la loseta les correspondería (la que coincide con su lado de la mesa). Entonces, cada jugador robará una carta de farolillo del color correspondiente a lo que se indique en su correspondiente lado de la loseta inicial. Las cartas que un jugador posea, siempre quedarán a la vista de todos enfrente suyo.
Centro dispuesto
Mesa dispuesta.

SECUENCIA DEL JUEGO

La partida se juega mediante una secuencia de turnos en el que el jugador al que le toque, podrá realizar ciertas acciones. Se juega en sentido de las agujas del reloj y comienza la partida el jugador que haya recibido la carta de farolillo rojo en la preparación de la partida.

Disposición inicial del jugador
Pues yo no empiezo…

Un jugador puede realizar las siguientes acciones en su turno, en el orden que se especifican y sólo una vez cada una de ellas:

  1. Opcional: Gastar 2 balsas para intercambiar 1 de sus cartas de farolillo.
  2. Opcional: Pagar cartas de farolillo para adquirir 1 carta de recompensa.
  3. Obligatoria: Colocar una loseta de lago.

Gastar 2 balsas para intercambiar 1 de sus cartas de farolillo

El jugador puede pagar 2 balsas, que retornan a la reserva general, para devolver una de sus cartas de farolillo a la pila general de su color y coger otra carta de farolillo de una pila diferente.

Cuando deje su carta, si no existe la pila porque las cartas la tienen los jugadores, esa carta será la primera de la pila. Respecto a la carta que quiera coger, deberá estar presente en alguna pila, es decir, que si no hay del color que quiere, deberá elegir otro.

Cartas y balsas en Yangtze
Usa las balsas para conseguir las recompensas antes que los adversarios.

Pagar cartas de farolillo para adquirir 1 carta de recompensa

El jugador puede pagar las cartas de farolillo que indique una carta de recompensa para ganarla. Las cartas de farolillo irán a sus correspondientes pilas de la reserva general. La carta de recompensa ganada la situará enfrente del jugador, bocarriba, a la vista de todos.

Hay 3 tipos de cartas de recompensa (roja, azul y verde), más una genérica (gris). Todas tendrán un número que representa los puntos de victoria que otorga. Lo que cambia es la forma de conseguirlas:

  • Roja: requiere 4 cartas de farolillos iguales.
  • Azul: requiere 6 cartas de farolillos, emparejadas 2 a 2, con 3 colores cualesquiera diferentes.
  • Verde: requiere 7 cartas de farolillos diferentes.
  • Gris: sólo sirven para ser ganadas cuando se acaba una pila de cartas de recompensas. Cuando se cumpla con los requisitos habituales del tipo de carta de recompensa (roja, azul o verde), si no hay más para poderse llevar, se cogerá una de las grises.
Cartas de recompensa de Yangtze
¡Rápido que las cartas vuelan!

Realmente la cantidad de cartas grises debería ser ilimitada, por lo que si hiciesen falta más y ya se hubiesen agotado, deberá apuntarse de alguna forma alternativa (en un papel, por ejemplo).

Existe un requisito en cuanto al número máximo de cartas de farolillo que puede tener un jugador. Si tiene más de 12 cartas de farolillo, se tiene la obligación de adquirir alguna recompensa. De lo contrario, deberá descartarse a sus correspondientes pilas, hasta quedarse con 12 o menos cartas.

Colocar una loseta de lago

Esta es la acción que siempre es obligatoria de realizar para todo jugador que esté realizando su turno. El jugador debe elegir una de las losetas de su mano y ponerla bocarriba en la mesa.

Deberá situarse adyacente a otra loseta (o a varias) que ya esté sobre la mesa. En Yangtze, la adyacencia es exclusivamente ortogonal, por lo que no se puede colocar en esquinas si es el único punto de conexión entre losetas. En cuanto a los colores de las losetas, no es necesario que coincidan.

Una vez situada la loseta, deben darse los siguientes pasos y en este orden:

  1. Sólo para el jugador que actúa: Bonificación de emparejamiento.
  2. Para todos los jugadores: Reparto de cartas de farolillo.
Bonificación de emparejamiento

Si la loseta que se sitúa coincide en color con alguna de las losetas adyacentes de la mesa, por el lado en el que se tocan (es decir, que los farolillos del mismo color de ambas losetas estén juntos), se gana una carta de farolillo de ese color. Esto podría ocurrir en cada una de las cuatro caras que tiene la loseta.

Si no hubiera cartas del color que se gana en la pila de la reserva general, se pierde la oportunidad de conseguirlas.

Además, si la loseta que se pone tiene un símbolo y se produce algún emparejamiento de color, se obtiene 1 balsa. De forma similar, por cada loseta adyacente con símbolo, si se produce emparejamiento de color con la loseta que se pone, también se gana 1 balsa.

No es necesario que los símbolos de las losetas coincidan. Hay varios tipos, simplemente por estética. En la práctica, podemos imaginarnos que todos son lo mismo.

Colocar losetas con símbolos
Los símbolos da igual que sean diferentes. Todo vale.

La reserva general de balsas debería ser ilimitada, por lo que si se requiere coger una y no hubiese, se debería utilizar un método alternativo.

Como excepción, la loseta inicial, que tiene el dibujo de una balsa, no se considera carta con símbolo.

Reparto de cartas de farolillo

Cada jugador, empezando por el que actúa y siguiendo en sentido horario, obtendrá 1 carta de farolillo (si quedan en su correspondiente pila de la reserva general). La carta a llevarse, deberá ser del mismo color que lo que indica en su correspondiente lado la loseta que se acaba de poner (recordemos que a cada jugador se le asignó un lado en la preparación de la partida).

Reparto de farolillos
Importante que cada jugador tenga claro cuál es su lado.

Por último, el jugador que actuó, deberá robar una loseta del mazo y añadirla a su mano.


FINAL DE PARTIDA

La partida fluirá a lo largo de turnos donde se van colocando losetas de lago y robando losetas del mazo para volver a tener 3 losetas en la mano. Llegará un momento en el que no haya losetas que robar, pero se deberá seguir jugando igualmente. El final de la partida lo desencadena cuando todos los jugadores hayan colocado todas las losetas de sus manos.

Cada jugador tendrá un turno adicional, como cualquier otro, salvo que en ese turno no pondrán loseta sobre la mesa. Tras esto, concluye la partida.

Sólo falta sumar los puntos de victoria obtenidos por cada jugador mediante cartas de recompensa y proclamar ganador al que más haya conseguido.

Para desempatar, se mirará quién tiene más balsas y si el empate persiste, quién tiene más cartas de farolillo.

Fin de partida
¡40 puntitos!

LOS COMPONENTES

Yangtze se presenta en una caja rectangular de dimensiones desorbitadas para lo que trae. Su contenido debería caber perfectamente en una caja de la mitad de su tamaño, literalmente. En su interior nos encontraremos un espacio compartimentado para guardar su contenido con bolsitas zip.

Las losetas de cartón, de buen grosor, tienen un tamaño adecuado tanto para ver sus elementos informativos, que básicamente son color y símbolo, así como para ocupar sobre la mesa un espacio aceptable. Al menos en mi caso, me parece que los colores se distinguen con facilidad, además de que los farolillos dibujados tienen una forma concreta en función de su color.

Contenido de Yangtze
Contenido de Yangtze: aire y un poco de juego.

Las cartas son de un tamaño pequeño, tirando a finas. Dado a la poca información que tienen que mostrar, tal y como son, es más que suficiente. También hay cartas de ayuda, donde se resumen los aspectos más importantes del juego.

El último componente que falta por mencionar de Yangtze son las balsas de madera. Tienen una forma que correspondiente con lo que representan.

En general el arte del juego es un tanto parco. No hay nada que maraville, aunque sí que resulta todo claro de ver. Parece que ha tenido más peso lo funcional que lo elegante.


VALORACIÓN

Yangtze es un juego sencillo, casi un filler, basado en una mecánica de colocación de losetas y colección de cartas. Ambas aspectos son fundamentales y casan perfectamente en el transcurso de la partida. Digo casi un filler, porque pese a ser muy sencillo, las partidas se pueden ir a los 40 minutos con facilidad.

Respecto a la mecánica de la colocación de losetas, primará fijarse en los colores para obtener el máximo número de cartas de farolillos posible y, preferiblemente, de los colores que busquemos para cumplir con las cartas de recompensa.

La colocación de losetas en Yangtze implica ver lo que uno necesita y también intentar no dar a los rivales lo que buscan. Siempre se deberá buscar un equilibrio en ello, pues tan importante es lo uno como lo otro.

Mano de losetas
Piensa bien cuál poner… Mira lo que ganarás y lo que ganarán los oponentes.

Intentar conseguir balsas interactuando con losetas con símbolos puede ayudar a cumplir con los requisitos de las recompensas con más facilidad. Puede ser un plus importante, ya que ser el primero en conseguir las cartas de recompensa, significa ser el que más puntos de victoria gana, ya que las de mayor valor son las primeras en cogerse.

La colección de las cartas de farolillos será un auténtico busca y captura, pues se deberán atesorar las que interesen, antes de que los rivales arrasen con todas las de la pila. Será habitual tener que improvisar y cambiar de objetivo a cumplir a medida que avancen los turnos. Tampoco es que esto importe mucho, pues al fin y al cabo toda carta de recompensa sirve para sumar puntos de victoria (y si te la han quitado, nada puedes hacer más que resignarte).

Cartas de farolillo de Yangtze
Farolillos de colorines.

En cuanto a la escalabilidad es un juego que funciona perfectamente en todo su rango. Está claro que a 2 jugadores podrás tener más enfilado al oponente y todo se volverá algo más táctico que a 4. Lo bueno es que los turnos se juegan muy rápidos por lo que el entreturno no es un incordio. La única pega que se podría poner es el estar separando ciertas cartas y losetas durante la preparación, en función del número de jugadores que vayan a ser.

Respecto a la rejugabilidad, no tengo tan claro que brille mucho. Obviamente, las losetas saldrán aleatoriamente y cada jugador hará cosas diferentes en cada ocasión, pero en definitiva, pondrá una loseta y cogerá unas cartas. Es una mecánica tan simple que puede llegar a hacerse repetitiva. Por tanto, no veo que pueda perdurar mucho en una ludoteca, salvo que sea un juego que realmente encante en mesa.

Carta de ayuda
Hay cartas de ayuda.

Lo bueno de Yangtze es que es un juego que se puede sacar a todo el mundo. Esta sencillez que puede ser un problema para la rejugabilidad, es un don para que vea mesa con cualquier tipo de jugador. Personas que no hayan tocado un juego de mesa moderno podrán hacer frente a una partida sin problema. Los jugones podrán disfrutar de la misma también, siempre y cuando no hayan descartado ya este juego, pues no creo que se animen a echarle más de un puñado de partidas…

Por tanto, ¿para quién es este juego? Creo que este es el pricipal problema de Yangtze. Lo podría jugar un grupo con menores a la mesa, pero visualmente no es atractivo y eso es importante para los más pequeños. Los más experimentados verán que el juego se les queda corto enseguida. Y los que se están adentrando en la afición, creo que tienen títulos más interesantes con los que experimentar, de colocación de losetas, mejores que éste.

Lago de farolillos
Yangtze flota en un lago de farolillos sin rumbo cierto…

Por tanto, no puedo recomendar a nadie este juego. Yangtze se queda en un zona incómoda para salir a mesa y para ser conservado en una ludoteca frente a otros títulos. El juego funciona perfectamente, de una forma clara y sencilla, pero ofrece muy poco como experiencia lúdica. Por tanto, ¿te llama lo que has leído? Pues pruébalo, se puede encontrar a precios de risa, pero no esperes que sea el juego revelación.


  • Fácil de jugar. Se puede sacar a cualquiera.
  • Funciona bien en todo su rango de jugadores.
  • Caja absurdamente grande para lo que trae.
  • Poco atractivo visual.
  • Poca rejugabilidad. Se puede hacer repetitivo tras unas cuantas partidas.
  • Dura demasiado para ser un filler, es demasiado sencillo para no ser un filler. Se queda en tierra de nadie.

Difunde la palabra: