TOP 3: lo peor de mi primer semestre (2022)

TOP 3: lo peor de mi primer semestre (2022)

julio 12, 2022 0 Por zoki666

Este top pretende mostrar las mayores desilusiones de mi primera mitad del año 2022. Son juegos que he probado por primera vez durante estos meses, aunque hayan podido ser publicados con anterioridad. En ocasiones, serán juegos apreciados por la comunidad y otras veces puede que no, pero en este top no pretendo calificarlos como buenos o malos, sino calificar mi experiencia con ellos. Se trata de desilusiones provenientes de juegos de los que esperaba más, quizás por culpa de tener el hype desbocado, pero el motivo es lo de menos… Por tanto, que este top solo se tome como una descripción de mi experiencia con ellos.


Legends of Sleepy Hollow

Portada de Legends of Sleepy Hollow

Un juego cooperativo de 1 a 4 jugadores, ameritrash hasta la médula, cargado de narrativa basada en el relato de Washington Irving. Llevaremos a un grupo de 4 héroes que deberán enfrentarse a innumerables enemigos y resolver los sucesos inexplicables que asolan al pueblo.

El juego se desarrolla sobre tableros modulares y a base de dados rendiremos cuentas en los combates. Obviamente el azar será crucial, pero ayudará notablemente usar una buena estrategia grupal. También habrá que gestionarse los puntos de acción y de miedo de manera adecuada para poder realizar las acciones más acertadas en los momentos precisos.

Tablero de jugador

Los personajes y su evolución es lo más atractivo del juego. De hecho, en este aspecto, es realmente bueno, incluso comparándolo con otros juegos muy bien parados del estilo. Hasta las miniaturas son bonitas, aunque tanto como delicadas, cosa que parece que no se ha tenido en cuenta a la hora de diseñar el interior de la caja. En cambio, las normas y los propios escenarios no brillan tanto. No diré que son totalmente desastrosos, pero sí que no están a la altura de lo anterior.

Durante un ritual

De todas formas, he plantado «Legends of Sleepy Hollow» como una decepción porque tras casi 5 años de espera, retrasos inmensos incluidos, no se puede presentar un juego con fallos. El proceso desde que surgió en Kickstarter fue tan caótico, que llegué a pensar que nunca vería la luz. Por ello, quizás en otros casos, los problemas que acarrea pudieran ser aceptables, pero aquí no lo consiento. El manual es un despropósito, con explicaciones no muy cuidadas, algunos escenarios creo que deberían haberse testeado mejor y la historia, aunque habrá a quien le guste, a mí me ha parecido algo mediocre.

Es cierto que han salido FAQs y notas sobre erratas que intentan amortiguar los errores cometidos, pero para mí es demasiado tarde. Ya está crucificado, pues tras tanta demora, la experiencia de juego no ha estado a la altura…


Cartaventura: Lhasa

Portada de Cartaventura: Lhasa

He aquí una deconstrucción de librojuego en formato de cartas. Un juego cooperativo donde hasta 6 jugadores avanzarán por la historia tomando una serie de decisiones a cada paso.

El aspecto y la idea está genial, pero no es oro todo lo que reluce. La narrativa del juego es sumamente escasa, muy lejos de lo que puede ofrecer cualquier libro, por minúsculo que sea. Esto ya hace que todo se tambalee, pues el eje principal del juego es disfrutar de la aventura que se narra.

Inicio de la partida

La posibilidad de jugar en grupo es meramente anecdótica, pues es un juego solitario. Obviamente, podrás debatir lo que quieras con el resto, pero al final hay que tomar una decisión y seguir leyendo. Nada recomendable para grupos, salvo que les guste ver leer a una persona y discutir sobre factores azarosos que no van a ninguna parte. Esto último se debe a que no hay prácticamente control alguno sobre las consecuencias de la toma de decisiones.

Luego, la historia en sí es bastante corta, pues con un puñado de cartas tampoco se puede hacer mucho… Hay que reconocer que han intentado darle algo de rejugabilidad, para poder disfrutar en varias ocasiones de la aventura y se den situaciones diferentes. Como digo es un intento, pues no funciona como pretenden, ya que los cambios que se producen son mínimos y puntuales. Volver a jugar toda la aventura para ver esas pequeñas variaciones, la verdad es que no apetece mucho…

Partida a Cartaventura: Lhasa

Por tanto, si alguien desea disfrutar de una aventura donde tomar decisiones, lo mejor es recurrir a los librojuegos. Le dan mil vueltas en todo los sentidos. Por tanto, «Cartaventura: Lhasa» me ha parecido un curioso experimento, pero totalmente fallido, pues solo empeora en todos los aspectos posibles lo que otros productos, a los que pretende imitar, hacen perfectamente.

Si pese a todo, estás interesado en profundizar en lo que ofrece «Cartaventura: Lhasa», te recomiendo acceder a la reseña que se hizo en su momento.


Suspects

Portada de Suspects

En Suspects nos pondremos en la piel de la investigadora Claire Harper para intentar resolver 3 casos al más puro estilo Agatha Christie.

El juego es cooperativo y se encuentra dividido de manera que se puedan jugar 3 partidas. Todas ellas tienen algún factor que las relaciona, pero en el fondo son independientes. Siempre deberá rondarse en torno al caso, usando cartas y algún mapa o elemento adicional que se adjunte, pero el motor del juego reside en las cartas.

En ellas veremos opciones para decidir qué hacer y, a partir de ahí, cosechar resultados. Por tanto, deberemos lidiar con testigos y sospechosos, preguntándoles, relacionándolos, buscando pistas, comprobando móviles… Pero en definitiva, todo esto se traduce en robar y leer cartas.

Jugando

El proceso de investigación, aunque carbura perfectamente, se puede hacer algo pesado, pues la duración de las partidas pasarán de la hora con holgura. Al final, estar tanto tiempo concentrado, buscando detalles, reteniendo información y nombres, puede llegar a saturar un poco. Pero si puedes con ello y te gusta la mecánica, creo que Suspects te puede dar buen resultado, salvo quizás por lo siguiente que comento…

A medida que íbamos jugando la primera partida, me iba ilusionando más, pues veía que la investigación tenía miga, había donde rascar. Pero cuando llegamos a la hora de resolverla, la solución que nos entregaba el juego nos pareció totalmente fuera de lugar, tirando por el suelo todo lo disfrutado hasta el momento.

Carta de Suspects

Aún con cierta ilusión, pero algo precavido, me adentré en la segunda partida y, así como en la tercera, volvimos a encontrarnos con finales que no convencían lo más mínimo. Esforzarse en ir resolviendo el caso, tirando del hilo, buscando matices ocultos en la trama y al final, ¿para qué? Para que tras abrir un sobre para comprobar los resultados, veas que todo parece un chiste. Vaya bajón…

Además, debemos notar que la mecánica del juego es casi clavada a la de los Decktective y, sinceramente, la resolución de estos últimos me parecen mucho más lógico y por tanto, en general, más disfrutables. En definitiva, toda una decepción este Suspects (aquí tenéis su reseña), que vi como se hundía poco a poco a media que me adentraba en las partidas como un investigador totalmente negado.


Difunde la palabra: