Origami

Origami

octubre 7, 2020 0 Por zoki666

Origami es un juego de cartas, donde los combos toman todo el protagonismo. Es sorprendente cómo un juego tan pequeño y, a simple vista sencillo, contiene tanto potencial. Preparaos para subir y bajar cartas sin parar, para utilizar habilidades, fastidiar a los rivales y combinar todas las cartas que podáis para alzaros con la victoria. Pero tranquilos, la papiroflexia es una excusa con la que crear un tema donde se apoye el juego, no tendréis que doblar nada en el juego… ¿O tal vez sí?

La mente que creó el juego fue la de Chrostian Glove y fue Edge Entertainment quien lo publicó en español. Un juego de lo más resultón y a precio de risa. ¡El ratio diversión-euro es inmejorable!

Los grandes maestros del origami se enfrentan para saber quién es el mejor, utilizando su magia para hacer que sus creaciones cobren vida. Con tu conocimiento en el arte de la papiroflexia, ¿podrás impresionar a los jueces y ganar el título de «El Mejor Artista de Origami»?

– Introducción del manual de Origami.
Portada de Origami
Portada zen de Origami.
  • Nº jugadores: 2 a 4
  • Edad recomendada: 8+
  • Año de publicación: 2018
  • Editorial: Edge Entertainment
  • Autor: Christian Giove
  • Artista: Francesco Perticaroli
  • Idioma: español
  • Independencia del idioma salvo reglamento: No
  • Ficha en la BGG

¿CÓMO SE JUEGA?

ELEMENTOS DEL JUEGO

El juego presenta los siguientes componentes:

CARTAS

Explicación de la carta

Las carta es la esencia del juego. Hay un total de 90 cartas, que se dividen en 5 familias de 18 cartas cada una. La información que muestran es la siguiente:

  1. Nombre.
  2. Coste en pliegues.
  3. Pliegues.
  4. Familia (símbolo y color).
  5. Puntos.
  6. Ilustración.
  7. Tipo de efecto.
  8. Explicación del efecto.
  9. Cantidad de copias en el juego.

MARCADOR DE JUGADOR INICIAL

¡Sorpresa! ¡Hora de hacer papiroflexia! Este componente tan chulo, una mariposa de papel, en sus inicios era una simple hoja cuadrada. Deberemos afinar nuestro arte en el doblado del papel, siguiendo las pertinentes instrucciones, para lograr tan magnífico resultado.

Jugador inicial en Origami
¡Bienvenidos al mundo de la papiroflexia!

PREPARACIÓN Y CONCEPTOS BÁSICOS

Origami es un juego competitivo, donde el ganador, es el que tenga más puntos al final de la partida.

Preparar la partida es sumamente sencillo. Se deben seguir estos pasos:

  1. Coger tantas familias de cartas como jugadores en la mesa. El resto de familias se devuelven a la caja porque no tendrán uso.
  2. Barajar todas las cartas y crear un mazo bocabajo, que se situará en el centro de la mesa.
  3. Cada jugador recibe cartas bocarriba hasta que el valor de la suma de los pliegues sea, al menos, 10.
  4. El jugador que tenga la suma de pliegues más baja será el jugador inicial (que se quede con la mariposa de papel). Si hubiera un empate, se haría a suertes entre los empatados.
  5. Cada jugador recoge sus cartas que a partir de ahora será su mano. Deberá mantenerla oculta al resto de jugadores.
  6. Robar 4 cartas del mazo y situarlas bocarriba, en fila, junto a él. Estas 4 cartas forman la fila de robo.
  7. Se reserva un espacio cerca del mazo para la pila de descartes.
Inicio de partida de Origami
Inicio de partida de Origami.

SECUENCIA DEL JUEGO

La partida de Origami se juega mediante turnos en sentido horario, empezando por el jugador inicial. Durante el turno, el jugador debe elegir realizar una de las siguientes 3 acciones:

  • Robar cartas.
  • Jugar un origami.
  • Usar la acción especial de un origami.

ROBAR CARTAS

Roba cualquier número de cartas de la fila de robo, que su suma total de pliegues sea de 4 o menos. Añádelas a la mano.

Luego repón las cartas que falten en la fila de robo a partir del mazo.

Si en algún momento se acabara el mazo de robo, se barajarían los descartes para crear uno nuevo.

Robar carta
¿Qué pillo?

JUGAR UN ORIGAMI

Juega 1 origami de la mano y ponlo en la mesa. Para hacerlo se debe cubrir exactamente su coste en pliegues (ni más ni menos), con el valor de pliegues de otras cartas de la mano. Las cartas con las que pagas, irán a la pila de descartes. Es importante diferenciar el coste en pliegues (número grande negro) y el valor en pliegues (número pequeño blanco), que se indican en las cartas.

Para situar el nuevo origami en la mesa, debe respetarse la norma de las colecciones. Los jugadores, a medida que jueguen cartas deberán colocarlas en 2 columnas (que son las colecciones) frente a cada uno de ellos. Para ello debe tenerse en cuenta que una columna sólo puede contener 1 carta más que la otra, como máximo.

La forma de colocar las cartas en esas columnas es situándolas encima de la que había, pero dejando visible su nombre y puntos.

Colecciones en Origami
¡Colecciones que lo petan en hormigas!
EFECTOS DE LOS ORIGAMIS

Existen 3 tipos de efectos en los origamis, aplicables de diferentes maneras, una vez llegan al juego:

Efecto instantáneo
INSTANTÁNEO

Usa el efecto descrito en la carta justo después de ponerla en juego en una colección. Será algo, como su nombre indica, instantáneo, pero el jugador no está obligado a ejecutarlo.

Puntuación final
PUNTUACIÓN FINAL

Este origami te permitirá conseguir puntos adicionales al final de la partida.

Acción especial
ACCIÓN ESPECIAL

El origami otorga a su controlador una acción especial que puede realizar, a partir del siguiente turno. Se podrá usar como la acción del turno, siempre que se desee, mientras la carta esté visible, en la parte superior de la colección.

USAR LA ACCIÓN ESPECIAL DE UN ORIGAMI

Realiza la acción especial descrita en una de las cartas que esté en la parte superior de la colección. El efecto, obviamente, debe ser del tipo acción especial.

Si el origami ya se encuentra cubierto por otra carta, ya no podrá usarse su acción especial. Adicionalmente, si no se tiene a la vista origamis que contengan acciones especiales, tampoco se podrá elegir realizar esta acción durante el turno.

Tapando una acción especial
¡A usar la acción especial de la manta raya! Pero como se acabe sacando una carta más, deberá taparla y dejaremos de poder usar su acción especial.

REGLAS ADICIONALES

Concha

Jugar un origami adicional: Hay acciones especiales de algunos origamis, que permiten jugar otro origami como parte de su efecto. Cuando esto ocurra, deberá pagarse el coste de pliegues como es habitual, salvo que se indique explícitamente lo contrario.

Descartar o pasar cartas: Cuando el efecto de alguna carta haga referencia a descartar o pasar a alguien una carta, salvo que se indique lo contrario, se refiere siempre a las de la mano.


FINAL DE PARTIDA

Cuando se agote el mazo por segunda vez, deberá prepararse un nuevo mazo de robo a partir de los descartes, pero se habrá desencadenado el final de la partida. Se seguirá jugando con normalidad, hasta que le vuelva a tocar al jugador inicial. Cuando esto ocurra, cada jugador tendrá la oportunidad de jugar un último turno antes de finalizar completamente la partida de Orgami. Cuando todo termine, todos los jugadores habrán jugado la misma cantidad de turnos.

Ya sólo queda sumar la puntuación de cada jugador para averiguar quién es el ganador. Los pasos que deben dar cada jugador son los siguientes:

  • Sumar los puntos de todas las cartas de las colecciones.
  • Calcular los puntos que entreguen las cartas con efecto de puntuación final que formen parte de las colecciones (da igual si esas cartas están cubiertas o no).

El que tenga la suma de puntos mayor será el ganador y, en caso de empate, se llevará la victoria el jugador empatado con más cartas en la mano.

Collage de cartas de Origami
Hay tantas posibilidades…

LOS COMPONENTES

Origami se presenta en una reducida cajita con un separador. En su interior, sólo están las cartas, un papel cuadrado amarillo y un panfleto, que son las instrucciones. No hay casi espacio para el aire, pero las cartas entran enfundadas, aunque bastante al límite. En el caso de fundas premium será misión imposible.

Las cartas son finas, bastante endebles, con un tacto liso. Además, dado que el juego implica mucho movimiento de cartas, razón adicional para enfundarlas, si se quieren conservar minimizando el deterioro. La iconografía así como el texto de los efectos son fáciles de entender, pero en el caso del valor de pliegues, creo que sería mejorable. La elección de usar un pequeño número blanco con borde negro sobre un fondo gris, casi blanco, hace que apenas se distinga, salvo que nos acerquemos a verlo. Otra combinación de colores habría sido mejor elección.

Contenido de la caja de Origami
Repletito de diversión.

Las ilustraciones que acompañan a las cartas simulan animales hechos mediante parpiroflexia y coloreados acorde a sus versiones reales. Habrá unos que gusten más que otros, pero en general el arte encaja perfectamente con lo que representa Origami.

Por último, el manual es muy corto, dado que es un juego muy sencillo. Se acompaña con imágenes y ejemplos, para apoyar las explicaciones. Al final del manual se explica qué hacer con el papel amarillo que incluye el juego. Siguiendo los pasos, acabaremos con una bonita mariposa amarilla de papel.


VALORACIÓN

Origami es un sencillo juego de cartas, que esconde mucho potencial a base de combos. Dado que no se juegan con todas las familias de animales, la rejugabilidad es considerable, descubriéndose combinaciones entre cartas que no se dan de unas a otras partidas.

Aunque su aspecto sea casi infantil, sus posibilidades son bastante amplias como para ponérselo delante a jugadores muy jóvenes. En la caja se aconseja a partir de 8 años y, aunque sea posible que lo jueguen, dudo que sean capaces de sacar toda la chicha que tiene Origami.

Ejemplo de combo de Origami
Ejemplo de combo en Origami, bien traído temáticamente.

Las partidas son cortas y bastante tensas, pues se ve cómo van evolucionando las colecciones de los oponentes. Esto dará pie a acelerar para no quedarse atrás y a coger cartas que se nota que ellos necesitan. Por tanto existe una doble interacción aunque relativamente suave. En primer lugar por los efectos de cartas que impliquen hacer algo contra otro jugador y en segundo lugar por las decisiones que un jugador tome en el robo de cartas, con respecto a lo que necesitan los rivales.

La mecánica de las colecciones y su norma de no exceder en más de una carta, la cantidad de una respecto a la otra, es la clave de Origami. Esto hará que los jugadores deban valorar en todo momento qué es lo mejor para su estrategia, si conservar cierta habilidad o cambiar a otra diferente, que pueda usarse en varias ocasiones o simplemente otorgue un beneficio momentáneo… Origami plantea una serie de cuestiones a lo largo de la partida de lo más interesante.

Partida de Origami
Siempre hay ganas de echar una partida a Origami y eso es buena señal.

La escalabilidad del juego, que es de 2 a 4, no afecta para nada a las normas (más allá del número de familias con las que jugar). A más jugadores, simplemente aumentará algo la espera hasta que te vuelva a tocar el turno. De todas formas este entreturno es muy comedido, pues cada jugador sólo puede hacer una acción y le tocará al siguiente.

El AP en jugadores noveles puede existir, pero si ya cargan con algo de experiencia en este tipo de juegos, no les costará mucho tomar las decisiones oportunas. Quizás las primeras partidas, cuando aún no se conocen los efectos de las cartas y todo resulta nuevo, pueda haber algo de ralentización, pero en un par de partidas debería desaparecer.

En definitiva, Origami es un juego de cartas, de caja pequeña y de despliegue relativamente contenido en mesa. Aunque se pueda definir como filler por su duración, tiene más enjundia que muchos de ellos. Posee una mecánica a base de combos con las cartas y estrategias con las colecciones, de lo más gratificante. Por tanto, no desmerezcáis este juego. Es una pequeña joyita que ha pasado inadvertida.


  • Mecánica de colecciones original y que plantea toma de decisiones.
  • Si te gustan los combos de cartas, aquí hay a montones.
  • Bastante rejugabilidad, dado que nunca se usan todas las cartas; pero en cada partida se sabe la familia de cartas que se usarán.
  • No roba espacio en la ludoteca. Ocupa lo que debe ocupar.
  • Se encuentra el juego a precio de escándalo.
  • Como se te dé realmente mal la papiroflexia, tu marcador de jugador inicial acabará siendo una pelotilla de papel o una triste hoja cuadrada amarilla.

Difunde la palabra: