Misión Marte

Misión Marte

diciembre 27, 2020 0 Por zoki666

Los preparativos para ir a Marte son numerosos, como puede confirmar Elon Musk. Pero gracias a Misión Marte, podremos resumir toda esa locura de ingeniería a 5 recursos y un puzle. Este juego de caja pequeña está claramente orientado para los fanáticos de los rompecabezas. Es sencillo, asequible y dura poco, todo lo contrario a lo que supone alcanzar el planeta rojo.

Misión Marte, de An-Ping Liu, ha visto al luz gracias a Zacatrus! y Brain Picnic. Descubramos lo que nos ofrece esta reducida caja, perteneciente a una serie de juegos de corte similar, iniciada por Misión cumplida.

La misión a Marte está a punto de despegar y tenemos que equipar la nave con todos los recursos necesarios: tripulación, agua, comida, energía y oxígeno.

El espacio de la nave es limitado y cada misión está calculada al milímetro. ¿Serás el ingeniero más rápido en organizarlo todo?

Marte, ¡allá vamos!

– Introducción del reglamento de Misión Marte.
Portada de Misión Marte
Portada de Misión Marte.
  • Nº jugadores: 1 a 6
  • Edad recomendada: 8+
  • Año de publicación: 2020
  • Editorial: Zacatrus! y Brain Picnic
  • Autor: An-Ping Liu
  • Artista: Manu Palau
  • Idioma: español
  • Independencia del idioma salvo reglamento: Sí
  • Ficha en la BGG

¿CÓMO SE JUEGA?

ELEMENTOS DEL JUEGO

CARTAS DE NAVE

Estas 36 cartas son realmente 6 grupos de 6 cartas (6 cartas para cada posible jugador). Si nos fijamos en el reverso, podremos encontrar una letra que identifica cada grupo de cartas (de la A a la F). También podremos ver una cuadrícula de 2×3, que ocupa toda la carta. En cada cuadrado se ve un círculo vacío, lo que significa que es un módulo que no contiene recurso alguno.

Por el anverso veremos otra cuadrícula de 2×3, pero en este caso, la mayoría de cuadrados contienen alguno de los 5 recursos del juego, identificables tanto por su color como por su icono. En total, entre las 6 cartas, hay 7 veces cada tipo de recurso.

CARTAS DE RECURSO

Son las 5 cartas identificadoras de los recursos. Sobre ellas se colocará un dado para indicar la cantidad de cada tipo de recurso que debemos tener en la nave.

Cartas de recurso de Misión Marte
Los 5 recursos del juego.

DADOS

Dados

Los 5 dados actúan emparejados a las 5 cartas de recursos de su coincidente color. Por tanto, la solicitud de cada tipo de recurso para la nave oscilará entre 1 y 6.

FICHAS DE MARTE

Las fichas de Marte muestran de manera decorativa al planeta por una cara y por la otra el valor 10, que son los puntos que otorga al jugador que posea cada una de ellas.

Fichas de Marte
¿Para qué han hecho estas fichas teniendo las de estrellas (ver más abajo)? Misterios por resolver…

FICHAS DE ESTRELLAS

Las fichas de estrella pueden mostrar 1, 2 o 3 estrellas. Por su otra cara tendrán los valores 5, 10 y 15 respectivamente. Sirven para otorgar puntos a los jugadores, de forma similar a las fichas de Marte.

Fichas de estrellas
Déjà vu.

PREPARACIÓN Y CONCEPTOS BÁSICOS

Preparar una partida es sumamente sencillo:

  1. Cada jugador toma en su mano un grupo de 6 cartas de nave de la letra que elijan.
  2. Se ponen en el centro de la mesa, a la vista de todos, las 5 cartas de recursos.

SECUENCIA DEL JUEGO

Una partida de Misión Marte está compuesta por 4 misiones, lo que podría decirse como 4 rondas. En cada ronda se darán los siguientes pasos:

  1. Lanzar dados.
  2. Construir nave.
  3. Validar nave.
  4. Fin de misión.

1. LANZAR DADOS

Un jugador deberá coger los 5 dados y lanzarlos. Luego situará cada uno de ellos, respetando el resultado obtenido, sobre la cartas de recurso correspondiente.

Partida preparada
Parece que en esta misión hará falta mucha comida.

En este momento los jugadores podrán ver que esta misión requiere construir una nave que tenga exactamente la cantidad indicada de cada tipo de recurso (ni más ni menos).

2. CONSTRUIR NAVE

Todos los jugadores, de forma simultánea, deberán utilizar las 6 cartas de su mano para construir una nave que cumpla con los requisitos indicados en las cartas de recursos.

Para conseguirlo, podrán girar (90º, 180º o 270º), apilar (pueden tapar parte o totalmente alguna carta) y voltear (para que no aporte ningún recurso) las cartas de nave sobre la mesa. No hay ninguna obligación de situar los recursos del mismo tipo adyacentes.

Construyendo nave
Apila, gira, voltea… ¡Haz una nave que valga para la misión!

Cuando alguno de los jugadores tenga la nave preparada, deberá anunciarlo al resto. Todos deberán pararse al instante y pasar a validar las naves.

3. VALIDAR NAVE

Después de que un jugador haya terminado de construir la nave y lo haya anunciado, todos deberán revisar que esa nave que ha construido cumpla con los requisitos de recursos.

En el caso de que esté correcta (exactamente la misma cantidad de recursos que los solicitados):

  • El jugador gana una ficha de Marte (10 puntos).
  • El resto de jugadores que tengan construida una nave que cumpla con al menos 3 requisitos de recursos, ganan una ficha de 1 estrella (5 puntos).
  • El resto no gana nada.
  • Pasar a la siguiente fase: Fin de misión.
Puntos de Misión Marte
¡A ganar punticos!

En el caso de que esté incorrecta (no coincide exactamente con los recursos solicitados):

  • El jugador deberá recoger todas las cartas de su nave a la mano y comenzar la construcción de nuevo.
  • El resto de jugadores podrán continuar con la construcción sin necesidad de recoger las cartas.
  • Retroceder a la anterior fase: Construir nave.

4. FIN DE MISIÓN

En el caso de que la valoración de la nave construida hubiera sido satisfactoria, se concluiría la misión.

En el caso de haber concluido la 4ª misión, deberá pasarse a «Final de partida», de lo contrario, se iniciará una nueva misión y será el jugador ganador el que tire los dados para crear una nueva solicitud de recursos.


FINAL DE PARTIDA

Tras finalizar la 4ª misión, el jugador que tenga mayor cantidad de puntos será el ganador. Si hubiera empate por la victoria, se jugaría una 5ª misión entre los empatados.


MODO SOLITARIO

Misión Marte se juega exactamente igual en solitario que en grupo. Lo único que cambia es la forma de puntuar para saber cómo de bien lo has hecho.

En primer lugar, el jugador deberá decidir si va a jugar una partida en nivel fácil o difícil. Tras ello, se deberá proceder a realizar las habituales 4 misiones, pero cronometrándose en cada una de ellas. En función de lo que tarde y del nivel de dificultad elegido, conseguirá cierta ficha de estrellas, que se traduce en puntos:

FÁCIL
TIEMPO MISIÓNPUNTUACIÓN
<1 minuto1 estrella
<3 minutos2 estrellas
<5 minutos3 estrellas
DIFÍCIL
TIEMPO MISIÓNPUNTUACIÓN
<30 segundos1 estrella
<60 segundos2 estrellas
<90 segundos3 estrellas

Tras acabar con la 4ª misión, se deberán sumar los puntos conseguidos e intentar superarse en futuras partidas.


LOS COMPONENTES

Misión Marte se presenta en un caja de reducidas dimensiones bien aprovechada. Su interior no cuenta con separador de ningún tipo y deberemos hacer uso de bolsitas zip para tenerlo organizado.

Las cartas son lisas y de un grosor aceptable. No sabría aconsejar si enfundar las cartas para conservar el juego en las mejores condiciones posibles, ya que puede dificultar la manipulación de las mismas al construir las naves. Las ilustraciones se resumen en los recursos y poco más, con un estilo muy aséptico, ya que prácticamente son un puñado de iconos y ciertos colores.

Contenido de Misión Marte
Contenido del juego.

Las fichas de cartón, de buen grosor, se encuentran en forma circular para las de Marte y rectangular para las de estrellas. Cuentan con ilustración por una cara y un valor numérico por la otra.

Por último los 5 dados de plástico, de cada color correspondiente a su recurso (blanco, rojo, verde, azul y amarillo), son bastante grandes. Son de 6 caras con numeración de puntos.

Las instrucciones es un pequeño papel doblado, formando 4 escuetas páginas. El juego es tan sencillo que no necesita más. En él encontraremos algunas ilustraciones y ejemplos para intentar resolver cualquier duda que pudiera aparecer en las explicaciones que se dan.


VALORACIÓN

Misión Marte es un juego esencialmente de cartas con una mecánica de puzle básica, fácil de asimilar, pero difícil de dominar. Su caja pequeña lo hace fácilmente transportable y su abanico de posibles jugadores, facilita que existan muchas oportunidades de ver mesa.

Partida de Misión Marte
Cumpliendo con el objetivo.

Además, la duración de las partidas es bastante corta y los componentes que se usan son mínimos, por lo que podríamos calificarlo como un filler. Pero pese a todo, hay que remarcar muy claramente el tipo de juego que es, pues creo que no será muy acertado para todos los públicos.

Para empezar, Misión Marte es un juego puramente puzle, donde competiremos contra otros por resolverlo antes que ellos. Las normas que especifican cómo realizar el puzle son muy básicas (apilar, girar y voltear cartas) y los requisitos para dar el puzle como resuelto también: igualar los recursos requeridos por los dados.

Tras 4 rondas, se verá quién ha sido el ganador gracias a la asignación de puntos que se da al final de cada una de ellas. Y en caso de empate por el triunfo, esos jugadores, jugarán una ronda adicional… El resto supongo que mirarán o podrán charlar del tiempo, pero habría sido mejor buscar una forma de desempatar que no implique dejar parado a parte del grupo. Lo bueno que tenía de ser un juego sin entreturno, en caso de un empate, se lo carga…

Si hablamos sobre la esencia del juego, tiene lo básico para ser definido como un juego de mesa (y durante un tiempo he tenido mis reservas de si podría calificarlo como tal). Al no ser un juego legacy o de una sola partida, requiere un mínimo de variabilidad para que no sean todas igual. Esto lo consigue con los dados, solicitando una cantidad de recursos diferentes en cada misión que se juegue.

Mano de cartas
¿Estoy jugando solo? ¿Sí? ¿No? Da igual…

También requiere que exista alguna norma que rija el devenir del juego y lo tiene. Es sumamente básico, lo relativo a cómo poner las cartas, pero lo tiene. Y por último dado que es un juego competitivo, debe haber alguna forma de saber quién gana y se ha hecho mediante un reparto de puntos, en función del que acabe antes.

Por tanto, tiene todo lo que considero necesario para poder hablar de un juego de mesa, pero no tiene nada más. Si le quitaras cualquier detalle, para mí dejaría de serlo. De hecho, como juego de mesa me parece un auténtico despropósito. El juego es similar a si cada jugador coge un cubo de Rubik desordenado y gana el que antes lo ordene. O si cada cual se pone un típico puzle delante y gana el que antes lo haga. Así de simple es el juego y así de simples son las sensaciones que me deja.

Si hablamos de la rejugabilidad del título, veremos que la tiene gracias al azar de los dados, pero es una rejugabildiad completamente falsa, ya que todas las partidas serán iguales. Da igual que te pidan 3 módulos de energía o 4, ya que el juego transcurrirá exactamente igual: pondrás las cartas en la mesa e intentarás que los módulos de la nave coincidan con lo requerido. No cambia nada en la forma de llegar a cumplir con el objetivo.

Nave incompleta
Nave incompleta que cumple con 3 requisitos: 5 puntos. ¡Peor es morirse!

Por tanto, Misión a Marte es un juego, para mí, sumamente aburrido, al menos para jugarlo en grupo. Y es que si consigo disfrutar, será por la compañía, no por el juego en sí. En cambio, creo que es un juego que puede triunfar en círculos de aficionados a puzles, pues eso es lo que es, ni más ni menos. O si ese círculo de aficionados a puzles se reduce a la máxima expresión de una sola persona, también se puede jugar en modo solitario, recibiendo una experiencia similar a estar acompañado.

Concluyendo, Misión Marte ha sido un juego decepcionante y aburrido. Me esperaba algo mucho más evolucionado, no un simple puzle a cronometrar. No hay pega de sus materiales ni sus ilustraciones, que me parecen correctos para lo que es, pero el juego en sí, está a un paso de ni siquiera considerarse un juego de mesa. Pese a todo, repito, que si eres muy fan de los puzles, éste es tu juego, pero no esperes nada más que un puzle. Yo, para divertirme encajando piezas, prefiero jugar a cualquier otro juego, como por ejemplo Patchwork. Es el primer juego que pruebo de esta serie de Zacatrus! y Brain Picnic, espero que el resto ofrezcan algo más…


  • Como todo puzle, supone un reto resolverlo.
  • Es un puzle. Nada más.
  • La competición del juego sólo consiste en ver quién hace el puzle antes.
  • Los empates serían mejor resolverlos de alguna forma que no deje fuera al resto del grupo.
  • Su rejugabilidad es baja. La variabiliad de los dados no afecta al devenir del juego, ya que se afronta siempre igual.

Difunde la palabra: