Los Colonos de Catán: el juego de dados (+ versión Plus)

Los Colonos de Catán: el juego de dados (+ versión Plus)

julio 24, 2019 1 Por zoki666

¿Quién no ha oído un «te cambio una oveja por una arcilla»? Los Colonos de Catán es un juego ya mítico, donde, de manera muy resumida, a partir de unos recursos que se obtienen gracias a factores azarosos, se construyen caminos, pueblos, ciudades o se reclutan soldados. Esta misma idea de juego se plasmó al estilo roll and write en el juego que hoy se reseña. Aprovechando la reseña del juego, hablaremos también de la versión Plus, la cual podemos conseguir gratuitamente y es perfectamente disfrutable con los componentes que trae este roll and write de Los Colonos de Catán.

Sólo con ver los colores de la portada se siente el Catán.
  • Nº jugadores: 1 a 4
  • Edad recomendada: 7+
  • Año de publicación: 2008
  • Editorial: Devir
  • Autor: Klaus Teuber
  • Artista: Tanja Donner
  • Idioma: español y portugués
  • Independencia del idioma salvo reglamento: Sí
  • Ficha en la BGG

¿CÓMO SE JUEGA?

Como la mayoría de juegos roll and write, existe un carácter abstracto de fondo, y este juego no es una excepción. Realmente se trata de hacer una serie de tiradas de dados para quedarnos con un resultado. En este caso se ha buscado la excusa de simular a su hermano mayor, Los Colonos de Catán, para ir consiguiendo pueblos, ciudades, caminos y soldados. Para hacer todo esto necesitaremos recursos, que será lo que nos otorguen los dados. El juego consta de 15 turnos tras los que contaremos los puntos que hayamos hecho para averiguar quién es el ganador.

Hoja personal para cada jugador: costes de construcción, secuencia de turnos donde apuntar los puntos y mapa donde marcar lo que se construye.

Preparar la partida es muy sencillo: se da una hoja a cada jugador y los dados al jugador inicial. Sólo habiendo hecho esto, ya comienza la partida. Cada jugador jugará su turno y le pasará los dados al siguiente, para que haga el suyo. Continuará así hata que termine la partida. En un turno el jugador debe hacer lo siguiente:

  • Lanza todos los dados, pudiendo repetir tiradas de dados hasta 3 veces. Tras la tercera tirada, debes aceptar el resultado que muestran los dados.
  • Mirando la tabla de costes y las materias que te muestran los dados, elige qué deseas construir y márcalo en la hoja. Puedes construir todo cuando te dé para pagar, pero hay unas condiciones que se deben respetar: los pueblos y ciudades se pueden construir una vez llegue el camino hasta ellos (siempre en orden ascendente de puntuación) y para reclutar los soldados, simplemente se pide que sea en orden ascendente.

Una vez tengas reclutados soldados, podrás usar su habilidad una vez por partida y soldado. Todos los soldados tienen asignada una materia (el sexto es cualquier materia) y tras la tirada de dados podrás cambiar uno de tus dados por la materia que representa el soldado.

Los dados del juego, las materias del juego.

También hay un detalle con la materia de los dados que representa al oro, con la que no se puede construir nada, pero que es interesante, ya que por cada dos símbolos de oro en los dados, podrás elegir una materia a tu elección.

Al final de cada turno, el jugador deberá apuntar los puntos que ha conseguido. En el caso de no conseguir ningún punto, se le penalizará ese turno con -2 puntos.

Los Colonos de Catán – El juego de dados «plus»

Existe una variante del juego de dados, en el que deberán jugar de 2 a 4 jugadores. Esta variante, explicó Klaus Teuber que fue su idea inicial del prototipo del juego, más similar al juego de tablero en el que se basa, pero que finalmente se descartó por otra más sencilla, apta para todos los públicos.

La idea del juego es la misma pero con variaciones en las reglas y en la hoja personal de los jugadores. Por supuesto, para jugar a esta versión, necesitaremos tener los dados de la versión oficial, antes reseñada. Como la idea principal del juego es similar al explicado anteriormente, sólo indicaré las diferencias existentes.

Hoja personal de esta versión «Plus».

Lo primero es saber que el objetivo del juego no es exactamente hacer más puntos que tus oponentes, sino ser el primero en conseguir 10 puntos de victoria (se irán tachando en la hoja para que todos puedan ver cómo va la partida). Los puntos de victoria se obtienen de forma parecida al juego de tablero en el que se basa:

  • Cada poblado construido: 1 punto de victoria.
  • Cada ciudad construida: 2 puntos de victoria.
  • El camino más largo: 2 puntos de victoria.
  • El mayor ejército: 2 puntos de victoria.

Para puntuar el camino más largo, tendremos en cuenta ciertas anotaciones. Para empezar, estos puntos los obtendrá el primer jugador que construya el camino marcado con una «X». Entonces, deberá marcar que está en posesión de esos puntos, al menos, hasta que algún otro jugador tenga un camino más largo, momento en el que esos puntos pasarán a ese otro jugador. Para contabilizar la longitud de un camino, debemos contarlo sin tener en cuenta las bifurcaciones, es decir, se mira el camino más largo, no el que más caminos construidos tenga.

Con el mayor ejército pasa algo parecido. Esos dos puntos los obtiene el primer jugador que consiga 3 soldados, pero si algún otro jugador supera su cantidad de soldados, le arrebataría la bonificación.

En cuanto a la construcción hay un par de diferencias con la versión oficial. La primera es que no estás obligado a construir los pueblos o ciudades en orden. El único requisito para construirlos es que el camino haya llegado hasta ellos. En cuanto a los caballeros, saber que podemos construirlos en cualquier orden, con total libertad, como en la versión oficial.

Referente a los comodines de los caballeros, vemos en la nueva hoja personal que hay dos losetas de desierto donde se muestra 2 caballeros con una «?». Una vez construidos ambos caballeros (uno solo no vale), podremos hacer uso del comodín, que nos permite cambiar un dado de materia por cualquier otra materia que elijamos.

Con estas variaciones tenemos un juego roll and write algo diferente, más parecido al juego de mesa en el que se basa y, además, gratis. Sólo me queda mencionar, como curiosidad, que ésta versión era la favorita del autor.

LOS COMPONENTES

El juego viene en una caja sobredimensionada para lo que contiene: 6 dados, un bloc de hojas y los manuales (en dos idiomas). Incluso tiene un incomprensible separador en medio de la caja por alguna extraña razón…

Componentes del juego.

Los dados traen ilustraciones a color claramente identificables como la materia que representan. El bloc de hojitas está impreso a dos caras en blanco y negro. En general un juego muy espartano, pero que cumple con lo básico para poder disfrutar de lo que ofrece.

El manual es muy pequeño y se entiende todo bastante bien, a excepción del uso de los soldados para cambiar la materia de algún dado, que está explicado algo ambiguo dando a entender que un soldado pudiera afectar a varios dados (típico error).

VALORACIÓN

Estamos ante un roll and write sencillo, muy básico. Las posibilidades en el juego son limitadas y bastante previsibles, ya que todos jugamos sobre un mismo mapa con las mismas características y el abanico de opciones no es muy amplio. Además, la suerte tiene un gran peso en el resultado de la partida. Es verdad, que con las habilidades de los soldados tienes un poco de margen y que hay algunas elecciones de deberás tomar, pero el fondo del juego se asienta sobre la suerte. Cualquiera que saque mejores tiradas que tú, tendrá mejor resultado al final de la partida.

Vista de la hoja en medio de una partida. Podemos ver los puntos conseguidos hasta ahora y en el mapa lo construido.

Cómo se gestionan los dados es un factor a tener en cuenta. En otros roll and write la tirada de dados en común para todos los jugadores, pero en éste no, por lo que si no te gusta que las partidas se vean afectadas demasiado por factores azarosos, seguramente, éste no sea tu roll and write. Si no te importa tontear con la diosa Fortuna, jugar en plan relajado, sin tener que exprimirte el seso, quizás hasta disfrutes algo de la partida. La interacción entre jugadores es nula y para hacer tu turno, deberás esperar a que lo hagan el resto (aunque mucho AP no puede haber por lo sencillo que es). La verdad es que hay demasiados factores negativos que no hacen atractivo este juego para casi nadie.

Por otro lado, intentando buscar algo positivo en él, creo que puede ser un buen juego de iniciación y que a los niños puede gustarles. Tentar a la suerte es algo que les atrae, por lo que tirar dados intentando romper las estadísticas, puede ser algo que les entretenga durante unas cuantas partidas. Además tiene otro factor interesante para los niños que ya no son tan niños, que es que no tiene un aspecto infantil, dando pie a que se puedan interesar por otros tipos de juegos que hasta ahora podrían considerar exclusivamente para adultos.

En definitiva, un juego que no recomendaría a casi nadie si ya ha jugado a algún juego de mesa moderno, pero que ciertamente es un roll and write en toda regla, con una base sencilla pero sólida y que funciona como puerta de acceso a otros títulos más complejos. También debemos recordar que con este juego podemos optar a jugar gratuitamente a su versión Plus, sólo con imprimir su respectiva hoja de juego, que algo es a algo…

Difunde la palabra: