Hive pocket

Hive pocket

abril 25, 2019 0 Por zoki666

Comienza la lucha a muerte por la colmena. Esta multicultural colmena formada por bichitos de toda índole es demasiado pequeña para dos abejas reinas. Deberemos competir con nuestro contrincante intentando eliminar a su reina. Para ello, haremos uso de diferentes piezas con habilidades particulares, que nos recordará ligeramente a juegos tradicionales como el ajedrez o las damas, pero lo suficientemente diferente como para que no parezca una copia de ellos, ni mucho menos.

Además, este juego nos incorpora de base dos expansiones (la pieza de mariquita y la del mosquito), que se venden por separado para su hermano mayor, Hive. Por tanto, si somos completistas, sólo necesitamos hacernos con la expansion Hive: The Pillbug (el bicho bola de toda la vida) para tener completo todo lo referente a este juego.

Hive pocket, compacto a más no poder.

FICHA TÉCNICA

  • Nº jugadores: 2
  • Edad recomendada: 9+
  • Año de publicación: 2012
  • Editorial: Asmodee
  • Autores: John Yianni
  • Artista: John Yianni
  • Idioma: castellano y portugués
  • Independencia del idioma salvo reglamento: Sí
  • Ficha en la BGG

¿CÓMO SE JUEGA?

Una vez desprecintado el juego nos encontraremos con un espartano juego compuesto por piezas negras y blancas de plástico con sus ilustraciones de bichos grabadas y coloreadas en su parte superior. También habrá una bolsa de tela donde guardarlo todo y un folleto que son las instrucciones en varios idiomas. Sólo con esto, se podrá desplegar un juego donde la estrategia es su factor principal y único.

Éste es el contenido del juego

El juego se basa en que hay una colonia formada por bichos de diferentes tipos y liderada por una abeja reina. El problema reside en que esa colmena está disputada por ambos jugadores y mediante movimientos de las piezas de los bichos hay que intentar rodear a la abeja reina rival, para así ganar la partida.

Cada pieza tiene una capacidad de movimiento o habilidad particular y hay siete tipos de bichos diferentes (de entre los trece bichitos que cada jugador tiene en total), por lo que las posibilidades de estrategias son abismales. El tablero es inexistente, ya que lo forman las propias piezas hexagonales que se van poniendo siempre unas junto a otras. Por tanto, el jugador inicial pondrá una pieza y en torno a ella irá surgiendo toda esa marabunta de bichitos que representa la colonia. Existen unas pocas normas sencillas que rigen el funcionamiento de la partida: las piezas que coloques no pueden tocar a ninguna pieza enemiga (excepto las piezas iniciales), sólo puedes mover piezas ya puestas en la colmena si la abeja reina ya ha sido colocada, la abeja reina debe colocarse en alguno de los primeros cuatro turnos y que ningún movimiento que se haga puede romper la colonia (siempre debe estar la colonia unida).

Abeja reina blanca rodeada: fin de la partida. ¿Dónde está la abeja reina negra? Bloqueada debajo del escarabajo blanco de la izquierda.

La utilización de las piezas también es fácil de comprender. Por poner un par de ejemplos, la araña puede desplazarse tres posiciones y el saltamontes puede saltar por encima de las piezas en línea recta hasta el primer hueco que encuentre. Todas las piezas tienen cualidades bastante diferentes y potencialmente muy útiles, por lo que la batalla, mano a mano, será intensa y dejará ganas de revancha tras cada partida.

LOS COMPONENTES

Los componentes principales son las veintiséis piezas de plástico que representan a los bichos. Son de un tamaño manejable, perfectas para jugar cómodamente. En comparación con el hermano mayor, Hive, son bastante más pequeñas, pero es que en Hive las piezas son innecesariamente enormes.

Detalle de las fichas

Además tendremos una útil bolsa de tela donde podremos guardar todo, instrucciones incluidas. El manual de instrucciones es el típico panfleto cuadrado hiperdoblado, donde se relata con detalle y con ejemplos, el funcionamiento del juego.

VALORACIÓN

Estamos ante un juego sencillo, pero con mucho fondo. La dificultad para obtener la victoria parte directamente de la habilidad del contrario, ya que no hay azar que pueda influir en el desarrollo de la partida. Resulta un producto muy interesante, que ofrece partidas, seguramente de no más de diez minutos, pero muy intensas y entretenidas.

Hay que pensar en este juego como un filler, un producto que sirve para rellenar huecos pequeños de tiempo, pero no se trata de un juego para pasar esos minutos en plan relax, sino para estar metido de lleno, pensando tácticas y estrujando el cerebro, para lograr nuestro objetivo de rodear a la abeja reina rival.

Difunde la palabra: