Evolution [Android]

Evolution [Android]

febrero 27, 2019 0 Por zoki666

La vida se abre camino cueste lo que cueste, adaptándose al entorno, aceptando las vicisitudes que se encuentra a cada paso, en definitiva, evolucionando. Este juego, Evolution, nos permite jugar con especies de animales que deberán adaptarse a su entorno no sólo para sobrevivir, sino para prosperar en mayor medida que los rivales.

El juego Evolution que expongo es un juego que ha pasado por múltiples versiones y reimplementaciones hasta tener el producto final que hoy podemos observar. Además, aunque Evolution es un juego de mesa, en esta entrada, os hablaré de mi experiencia jugando a la adaptación del juego, concretamente en Android. El juego de mesa, lamentablemente, no lo ha traído ninguna editorial española a día de hoy.

Portada del juego de mesa en el que se basa fielmente la aplicación

FICHA TÉCNICA

  • Nº jugadores: 2 a 6 (en la app de 1 a 4, existe IA)
  • Edad recomendada: 12+ (en la app PEGI 3)
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: North Star Games
  • Autores: Dominic Crapuchettes, Dmitry Knorre y Sergey Machin
  • Artista: JJ Ariosa, Giorgio De Michele, Catherine Hamilton, Kurt Miller y Jacoby O’Connor
  • Idioma: inglés
  • Independencia del idioma salvo reglamento: No
  • Ficha en la BGG
  • App disponible en: Google Play, App Store y Steam
  • Web de la app

¿CÓMO SE JUEGA?

A lo largo de la partida iremos creando nuestro propio ecosistema formado por especies que tendrán que competir con las de otros jugadores. Cada una de nuestras especies tendrá un valor de población (el número de la izquierda), un valor de tamaño (el número de la derecha) y hasta tres posibles carácterísticas que podremos ponerle mediante cartas. Para que una especie sobreviva, habrá que garantizar que tenga alimento y que no sea eliminada por algún depredador.

Pantalla incial de carga de la aplicación

El juego transcurre a lo largo de unos turnos donde los jugadores, a partir del jugador inicial (que rota en cada turno), realizarán cada una de las fases. Todos los jugadores comienzan con una única especie sin características, con valor uno en población y tamaño.

Fase 1: Repartir cartas. Roba cartas, tres más la cantidad de especies que tengas. En este punto, creo que hacer algún tipo de «draft» con las cartas, quitaría peso al azar de lo que se obtiene, pero el juego no lo indica. Personalmente, yo lo haría.

Eligiendo carta para utilizarla como comida

Fase 2: Elegir comida. Cada carta de característica tiene un valor númerico que es la comida que generaría en caso de usarla como comida. Hay que elegir una de las cartas que tengamos y colocarla boca abajo. Posteriormente la suma de esos valores de las cartas que hayan elegido todos los jugadores, será la comida disponible para toda las especies herbívoras.

Fase 3: Jugar cartas. Se podrán jugar cartas sobre tus especies como características o para aumentar su valor de población o tamaño (una carta por cada punto a aumentar). También se podrá eliminar una característica ya existente en una especie para poner otra. No puedes duplicar una característica en una especie que ya la tenga. También puedes gastar una carta para crear una nueva especie, similar a la especie inicial (sin características y con valor uno en población y tamaño). Hay que tener en cuenta que no es obligatorio jugar todas las cartas y que las cartas que se jueguen sobre las especies las revelarán todos los jugadores de forma simultánea.

¡Hora de comer!

Fase 4: Revelar la comida. Se da la vuelta a las cartas de comida para saber la cantidad de comida que hay que añadir al fondo común.

Fase 5: Alimentarse. Cada jugador podrá alimentar a una de sus especies y pasará la vez al siguiente jugador. Esto se repetirá hasta que todas las especies estén saciadas de comida (su marcador de población es el límite de comida) o no puedan alimentarse más por no haber más comida. Tras hacer este paso, se contarán todos los puntos de alimento conseguido y se quitarán de las especies, pasando a ser puntos de victoria.

Contando puntos de comida de un turno (verde herbívoro, rojo carnívoro, pero independientemente cada bolita vale un punto)

Las especies herbívoras (todas por defecto) se alimentarán de los contadores de comida del fondo común. Las que tengan la característica «carnívora» se alimentarán exclusivamente de otras especies. Cada ataque de un carnívoro reduce en un punto la población de la especie de la que se alimenta. A su vez, el carnívoro consigue tanta comida por ataque como el tamaño de la especie atacada. El problema principal de los carnívoros es que sólo podrán atacar a especies de menor tamaño que el suyo.

Debemos ser conscientes que esto se enrevesa bastante, si tenemos en cuenta que las cartas de características otorgan habilidades de lo más variadas. Por poner unos ejemplos, a parte de la condición de carnívoro, ya mencionada, existen características como «fértil», que aumenta en uno la población de la especie al inicio del turno si hay comida de turnos anteriores en el fondo común; o «caparazón duro», que aumenta en cuatro el valor del tamaño para defenderse de los carnívoros; o «cooperación» que hace que cada vez que esta especie consiga comida, la especie tuya a su derecha también consiga un punto de comida. Hay bastante variedad de cartas que hacen posibles combos de lo más sorprendentes.

Al final de la partida (suelen ser 6 u 8 rondas en función del número de jugadores) se añadirán más puntos de victoria a los obtenidos cada turno por comida. Estos puntos vendrán de la suma de la población de tus especies y la suma del número de cartas de carácterísticas sobre tus especies. Sólo con esto, ya tendremos la puntuación final.

Final de partida. A contar todos los puntos.

A lo largo de la partida, lo más probable, es que se extingan especies, ya sea por hambruna o a causa de los depredadores. Cuando esto ocurre, recuperas cartas para tu mano, tantas como cartas de característica hubiese sobre la especie extinta. Aquí se da un aspecto muy curioso del juego y es el equilibrio alimenticio entre herbívoros y carnívoros. Si hay muchos herbívoros, probablemente no haya comida para todos; si hay muchos carnívoros, probablemente acaben con todos los herbívoros; por tanto, deberá buscarse un equilibrio que permita avanzar a las especies (o no, si no te interesa la situación de la partida).

Show me the money!

La explicación de cómo jugar es válida tanto para el juego de mesa como para el videojuego. Se ha trasladado de una forma fiel el juego al dispositivo. Además, en el videojuego, contamos con la posibilidad de jugar el modo campaña, partidas contra la IA o partidas online contra otros oponentes. El juego tiene una versión gratuita que incluye todo esto, salvo con la pega de que limita el número de partidas online a una al día, te acorta la campaña y te limita el tipo de IA (esto se elimina con el correspondiente pago). De todas formas, la versión gratuita es perfectamente disfrutable.

LOS COMPONENTES

El videojuego cuenta con una banda sonora y unos efectos muy logrados. Han hecho un buen trabajo buscando meter al jugador en la temática en cuestión. Los gráficos son escalables por lo que podremos ajustarlos a nuestras necesidades.

Todas las capturas han sido hechas usando la mayor calidad que ofrece el videojuego. Probando en un móvil One Plus 6, con todo a tope, va perfecto. Hay que reconocer que el móvil se calienta ligeramente, más de lo deseado si tenemos en cuenta que hay videojuegos mucho más exigentes con los que no hay esta variación de temperatura. Probablemente se deba a la falta de optimización y, de ser así, es de esperar que este aspecto mejore con futuras actualizaciones.

Pantalla del mapa del modo campaña

En cuanto a la gestión de información en pantalla no hay nada malo que decir. Han adecuado los textos (que no hay muchos) para que sean fácilmente manejables. Hay otros videojuegos donde la gestión de las cartas y de la zona común o de la parte de tus oponentes es engorroso, haciendo que cueste avanzar la partida y resultando incómodo. Éste no es el caso, ya que la cámara te posiciona donde debe en cada momento, facilitando la visualización de todos los aspectos necesarios para tomar tus decisiones a la hora de jugar cartas. Hay que tener en cuenta que hago esta valoración tras jugar en un dispositivo de seis pulgadas, así que en una tablet o monitor, esto deberá ser mejor, si cabe.

VALORACIÓN

Hay veces, quizás la mayoría, en las que los juegos de móviles, cuando son recreaciones de juegos de mesa, son simples sustitutivos de su versión física, que te permiten paliar las ganas de jugar a ese juego de mesa cuando no puedes, ya sea por falta de tiempo, espacio o jugadores. En pocas ocasiones un juego de móvil (o videojuego en general) llega a dar una sensación de jugar a un juego de mesa. Los automatismos y los añadidos innecesarios hacen que pase a ser mucho más videojuego que juego de mesa. En este caso, estamos de suerte. Todas las partidas que he jugado, he sentido que estaba jugando cartas sobre una mesa, contra otros jugadores, fantidiándoles y fastidiándome jugadas, en definitiva disfrutando de un juego de mesa, pero tirado en mi sofá, durante aproximadamente los veinte minutos que suele durar una partida.

Creo que han sabido llevar la esencia de los juegos de mesa a la aplicación, ya que la interacción entre jugadores se nota de manera muy clara, muy directa, parecido a cuando compartes una mesa. Si en tu ámbito de juego, no hay cabida para esos juegos en los que se presta a putear, creo que este juego no es el que buscas. Habrá partidas en las que el carnívoro de turno acabe con todas tus especies, otras en las que huirán de ti de forma magistral y tendrás que ver como mueren por inanición tus criaturas… Este juego no es un «multisolitario», ni mucho menos, hay que interactuar necesariamente.

El videojuego a día de hoy sólo cuenta con el juego básico, sin expansión alguna, pero todo apunta a que será cuestión de tiempo que esto cambie. La aplicación, hay que recordar, que sólo está en inglés, aunque no hay mucho texto, por lo que con nociones básicas se puede jugar perfectamente.

Pantalla incial con las noticias a la derecha. ¡Estamos de sorteo!

Además, se ha creado un sorteo en el que se regalan diez copias del juego físico al día, durante cien días, hasta llegar a las mil copias. No he sido afortunado, pero según las bases, te regalarían el juego, pero no el envío (desconozco su coste). Para entrar en el sorteo, sólo hay que jugar alguna partida en modo online y cada día se eligen aleatoriamente a diez de esos jugadores, que serán los premiados, da igual ganar o perder en la partida. Así que no esperéis más, dadle caña al videojuego que puede tener premio.

Difunde la palabra: